A la hora de realizar tanto una reforma integral en casa como el proyecto de una vivienda nueva es normal que nos surjan miles de dudas en cuanto a la organización de la misma. Sin embargo, una de las peticiones más populares es la de abrir la cocina al salón. Eso sí, en este caso también surgen preguntas en cuanto a la separación de la cocina. Por ejemplo, si es mejor la cocina abierta o cerrada al salón o cómo podríamos integrarla.

En este post intentaremos ayudarte a resolver las dudas, por eso os hablaremos de las ventajas y desventajas que podemos encontrar si decidimos optar por una cocina abierta al salón y qué debemos tener en cuenta.

Ventajas de una cocina abierta

En los hogares, tanto en pisos como viviendas unifamiliares, cada vez es más tendencia apostar por espacios abiertos y multifuncionales. No obstante, la cocina abierta al salón, también llamada cocina americana, es la más común de todos y no es de extrañar, pues nos ofrece gran cantidad de ventajas como estas:

Sensación de amplitud: Una de las mayores ventajas de abrir la cocina es la mayor sensación de amplitud. Y es que, al prescindir de tabiques y puertas, se logra una estancia abierta y visualmente más amplia. Además, en el caso de cocinas y salones más pequeños, la sensación es mayor.

Luminosidad: Otro de los principales motivos es que con una cocina abierta al salón se consigue más luz natural. Especialmente si la cocina es muy pequeña o no tiene ventanas por las que entre luz directa. De esta forma también se consigue un ahorro de luz y, por tanto, mayor eficiencia energética.

Comodidad: Muchas cocinas, especialmente las pequeñas, no cuentan con una mesa para comer y esta se encuentra en el salón. Con una cocina americana, se hace mucho más fácil y rápido transitar para poner y recoger la mesa. Además, a la hora de cocinar u otras tareas también serán mucho más cómodas al contar con un mayor espacio para moverse.

Desventajas de una cocina abierta

Como todo en esta vida, las cocinas abiertas al salón también tienen sus contras que deberemos tener en cuenta antes de decidirnos por esta distribución de la casa. Pero, ¿cuáles son esas desventajas?

Olores: La mayoría de gente cuando piensa en cocinas abiertas, uno de los principales inconvenientes que le ve son los olores. Y sí, es una realidad. La ausencia de paredes hace que cuando cocinemos, los olores se repartan por otras zonas de la casa.

Ruidos: La otra desventaja principal son los ruidos. El simple hecho de cocinar, colocar los platos o, incluso, los propios electrodomésticos cuando están funcionando como la campana extractora o el lavavajillas pueden molestar en el resto de la vivienda. Por ejemplo, a quienes están viendo la televisión en el salón, leyendo o echándose una siesta.

Gasto energético: Igual que anteriormente hemos dicho que gracias a la mayor luminosidad ahorramos luz, también decimos que el gasto en calefacción o del aire acondicionado será mayor. Y es que, al ser una única zona y, por tanto, más grande, será más difícil calentar o enfriar la zona. Sin embargo, esto también depende de cada hogar, lo que utilice para ello y cuánto uso le dé.

Otra opción: Cocina semiabierta o semicerrada

¿No te convence del todo una cocina abierta pero te gustaría conectarla con el salón? También hay otras opciones híbridas como son las cocinas semiabiertas o semicerradas.
Estas cocinas se caracterizan por tener algún cerramiento pero que permiten mantener la continuidad visual con el salón. ¿Cómo? Pues existen varias opciones, aunque la más utilizada es instalar paredes de cristal.

Tabiques de cristal: Sin duda, la opción más demandada para cocinas semiabiertas en los últimos años. Con los separadores de cristal obtenemos los beneficios de las cocinas abiertas como la amplitud, luminosidad y continuidad visual y nos deshacemos de problemas como los olores y ruidos. Estos separadores de ambientes de cristal pueden ser fijos con una puerta batiente normal o móviles que podemos correr hacia los lados.

 

Una vez aclaradas todas las ventajas y desventajas de las cocinas abiertas, cada cual debe considerar los aspectos más importantes para sí mismo/a en su día a día. Cada persona y hogar tienen unas necesidades distintas al resto, así que deberemos valorar qué pesan más en nuestro caso, si los pros o contras.

Si deseas explicarnos tu proyecto y solicitar un presupuesto para tu vivienda o que te asesoremos de todas las opciones posibles puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro número mediante whatsapp o llamada.

¡Estaremos encantados de poder ayudarte!