Tipos de electrodomésticos

Reformar una cocina puede ser un gran reto, ya no por la reforma en sí, si no por la gran cantidad de decisiones que debemos tomar para que tengamos una cocina como la que hemos visto en nuestros sueños. 

Uno de los factores que tenemos que tener en cuenta, y no solo a nivel estético sino también fijándonos en la usabilidad de nuestro nuevo rincón culinario, será el del tipo de electrodoméstico que vamos a poner, ¡y cómo!

Por que existen tres tipos de electrodomésticos, los que están a la vista, o de libre instalación, los integrados o los panelados. 

Cada uno tiene ventajas e inconvenientes que analizaremos en este post. La cocina es uno de los lugares de la casa en los que más tiempo pasamos, y es importante que cumpla con todas nuestras expectativas.

Los electrodomésticos:

Todos sabemos cuales son los electrodomésticos que ponemos en una cocina: nevera, horno, microondas…pero a la hora de instalarlos o por su estética los distinguimos en tres tipos:

  • A la vista: Son independientes y se pueden colocar en cualquier lugar (que cumpla con las necesidades de instalación) y se pueden encontrar en distintos colores, aunque lo normal será que los encontremos en blanco o en gris acero.
  • Integrados: La diferencia con los primeros es que no tienen parte exterior, es decir, que es necesario que se integren en los muebles de la cocina.
  • Panelados: Son un término medio entre las dos opciones anteriores, ya que, tienen una parte que queda integrada en los muebles de la cocina, pero los paneles de control quedan a la vida. No obstante, es una opción, que cada se utiliza menos, ya que, los integrados son más populares y obtienen mejores resultados estéticos, además no hay tanta variedad.

Ahora que ya sabemos que tipo de electrodomésticos nos vamos a encontrar cuando veamos el catálogo de la tienda y cuando planteemos la reforma de nuestra cocina, vamos a analizar las ventajas e inconvenientes de cada uno para poder tomar la mejor decisión.

Ventajas e inconvenientes de los tipos de electrodomésticos:

A la vista:

  • Lo bueno:

Podemos elegir entre los diferentes diseños para resaltar ese detalle en nuestra cocina y jugar así con la decoración. Además, son independientes, así que puedes instalarlo prácticamente en cualquier lugar. Aunque una de las mayores ventajas es que son más económicos ya que su instalación es más sencilla.

  • Lo no tan bueno:

Uno de los puntos flacos es que pueden general espacios entre las partes de la cocina en las que se almacene la suciedad, haciendo más difícil la limpieza de la estancia. Además, aunque uno de sus fuertes sea poder elegir el diseño, si no tomamos la decisión correcta corremos el riesgo de romper la estética de nuestra cocina.

Integrados:

  • Lo bueno:

En cocinas reducidas, puede ayudarnos a aprovechar mejor el espacio ya que lo podemos incorporar dentro de los muebles, además ese aspecto minimalista nos hará tener una visión uniforme de la estancia. Al contrario que los independientes, es muy fácil limpiarlos ya que no tenemos huecos en los que se almacene la suciedad. Por último son especialmente indicados para cocinas rústicas, ya que podemos “ocultar” la tecnología para que no rompa nuestra estética natural.

  • Lo no tan bueno:

Es necesario que la instalación la realice un profesional, ya que el proceso de integración puede ser más complicado. Además no hay tantos modelos donde elegir.

Panelados:

  • Lo bueno: 

Las ventajas son las mismas que las de los electrodomésticos integrados, ya que la única diferencia principal es que mientras que los primeros se mantienen ocultos al completo, estos solo se ocultan de forma parcial, dejando a la vista el panel de control.

  • Lo no tan bueno:

Existen muy pocos modelos a elegir, incluso menos que de los integrados, ya que mientras que del segundo tendrán al menos 2 o 3 opciones los fabricantes a veces no tienen opción panelada del electrodoméstico que queremos.

¿Cuál elegir?

Esta es una decisión importante, ya que va a decidir el aspecto de nuestra cocina. No hay una opción especialmente mejor que otra, ya que todo dependerá de nuestras necesidades. 

Es por eso que, nuestra recomendación es tomar esta decisión no por nosotros mismos si no siendo asesorados por los profesionales que se encarguen de la reforma, ya que nos podrán guiar a la hora de decidir cuál es la mejor opción.

Esperamos que esta pequeña guía te sirva como referencia a la hora de reformar tu cocina y que tengas más claras las diferencias entre los electrodomésticos panelados, integrados o a la vista para que puedas elegir mejor.

Síguenos

¿Quieres cambiar tu baño o necesitas alguna reforma? Contáctanos

Enviando este formulario estoy dando mi consentimiento para que esta SoloDucha almacene la información que envío para que puedan responder a mi petición. Más información en nuestra política de privacidad.

Posts Recientes